Textura de la miel

textura de la miel

La composición de la miel influye en su textura

La miel esta compuesta de múltiples azucares de los cuales los dos principales son la glucosa y la fructosa. Cuanto más sea la miel rica en glucosa más rápidamente cristaliza. Esta proporción de fructosa/glucosa varía en función de las flores que hayan sido libadas. Por ejemplo una miel de acacia, que contiene de media mas porcentaje de fructosa 40% y menos de glucosa 28%, conservará de forma natural su textura fluida durante mas de un año. Por el contrario las mieles como la de trébol, girasol,…que tienen un alto contenido en glucosa tendrán de forma espontánea una consistencia espesa, mas o menos regular.

Algunas Mieles, cuyas tasas de glucosa es cercana al 35% como la miel de naranjo, pueden presentarse en forma liquida o cremosa. La presencia de micro partículas( granos de polen, burbujas de aire..) favorecen igualmente la cristalización natural de la miel.

Entonces, ¿miel liquida o cremosa?

La miel cremosa, ideal para tostadas tendrá, una mayor tendencia a endurecerse con el tiempo.
La miel liquida, ideal en dosificador para edulcorar sus yogures, frutas, infusiones, tortas, vinagretas, platos…puede con el tiempo cristalizarse más o menos deprisa.
Un producto natural 100% que evoluciona naturalmente

La cristalización

Cuando la miel acaba de ser producida por las abejas, esta es siempre liquida, sin embargo, la mayoría tienden a cristalizarse. Este cambio de estado natural, se efectúa después de 2 ó 3 días, algunas semanas o incluso meses en función de su composición y de su entorno.

 

Comentar este artículo