El Polen

el polenAl observar una abeja que liba sobre una flor, nos damos cuenta de que sus patas están lastradas de pequeñas bolas harinosas rojas o amarillas: es el polen recolectado sobre los estambres de las flores. Una parte de este polen servirá para fecundar las otras flores, la otra parte será llevada a la colmena. En efecto el polen tiene una influencia sobre la construcción de los panales de cera, sobre la puesta de la reina y por repercusión, sobre la cosecha de miel.

El polen: 

Después de haberlo recogido, la abeja libadora lo tritura con su saliva para hacer pelotitas y las fija en los pelos de sus patas. Es esta saliva, rica en enzimas antibacterianas que da al polen una parte de sus virtudes terapéuticas, la otra parte proviene de las propias plantas y de sus beneficios.

Comentar este artículo